Frases de Schopenhauer (1788-1860)

La vida es una tarea a desarrollar.
El que no ama ya esta muerto.
Las religiones, como las luciérnagas, necesitan de oscuridad para brillar.
Para millones y millones de seres humanos el verdadero infierno es la tierra.
La riqueza es como el agua salada, cuanto más se bebe, más sed produce.
La vida es una guerra sin tregua, y morimos con las armas en la mano.
Los hombres vulgares han inventado la vida de sociedad porque les es más fácil soportar a los demás que soportarse a sí mismos.
El egoísmo tiene raíces muy hondas.
El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales.
Predicar moral es fácil; mucho más fácil que ajustar la vida a la moral que se predica.
Genio: El que es capaz de ver la idea en el fenómeno.
Es cierto que nada contribuye menos a la alegría que la riqueza, y nada contribuye más que la salud; en las clases inferiores, entre los trabajadores de la tierra, se observan los rostros alegres y contentos; en los ricos y grandes dominan las figuras melancólicas.
La cólera no nos permite saber lo que hacemos y menos aún lo que decimos.
Un estudio muy amplio nos indica que los dos enemigos de la felicidad humana son el dolor y el aburrimiento.
La soledad ofrece al hombre colocado a gran altura intelectual una doble ventaja: estar consigo mismo y no estar con los demás.
Un genio es el que es capaz de ver la idea en el fenómeno.
La envidia en los hombres muestra cuán desdichados se sienten, y su constante atención a lo que hacen o dejan de hacer los demás, muestra cuánto se aburren.
Lo que la lluvia es para el fuego, eso es la lástima para la ira.
Aunque el mundo contiene muchas cosas decididamente malas, la peor de todas ellas es la sociedad.
Nadie puede salir de su individualidad.
No hay ningún viento favorable para el que no sabe a qué puerto se dirige.
El honor es la conciencia externa, y la conciencia, el honor interno.
El hombre que no es castigado no aprende.
El destino mezcla las cartas, y nosotros jugamos.
Desear la inmortalidad es desear la perpetuación de un gran error.
Es preciso haber vivido mucho tiempo para reconocer cuán corta es la vida.
La vida es una tarea a desarrollar.




contacto