Frases de Platon (427-347 A.C.)

La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos.
Los espíritus vulgares no tienen destino.
Todo lo que nace proviene necesariamente de una causa; pues sin causa nada puede tener origen.
Teme a la vejez, pues nunca viene sola. .
Lo que se mueve por sí mismo es inmortal.
La virtud es una especie de salud, de belleza y de buenas costumbres del alma.
Lo poco que sé se lo debo a mi ignorancia.
El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el pensamiento son las riendas, y los sentimientos los caballos.
En el vino está la verdad.
La pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos.
La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que siente mucho, habla poco.
No hay hombre tan cobarde a quien el amor no haga valiente y transforme en héroe.
La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo.
El legislador no debe proponerse la felicidad de cierto orden de cuidadanos con exclusión de los demás, sino la felicidad de todos.
Al contacto del amor todo el mundo se vuelve poeta.
El hombre que hace que todo lo que lleve a la felicidad dependa de él mismo, ya no de los demás, ha adoptado el mejor plan para vivir feliz.
El hombre sabio querrá estar siempre con quien sea mejor que él.
El principio de la actividad es el amor. El amor llena con su presencia el universo entero, mueve sus resortes y les hace concurrir a un admirable concierto.
La libertad está en ser dueños de la propia vida.
No hay hombre tan cobarde a quien el amor no haga valiente y transforme en héroe.
Los muchachos deben abstenerse de beber vino, pues es un error añadir fuego al fuego.
La diferencia entre la sabiduría y la ignorancia es tener una opinión.




contacto