Frases de Mark Twain (1835-1910)

La gran diferencia entre un gato y un mentiroso es que el gato tiene apenas nueve vidas.
El hombre es la criatura que Dios hizo al final de una semana de trabajo, cuando ya estaba cansado.
El alcohol es malo, pero el agua es aun peor: ¡te mata si no bebes!
Dentro de veinte años estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por aquellas que sí hiciste. Así que suelta amarras. Navega lejos del puerto seguro. Atrapa los vientos alisios en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.
Octubre: dícese de un mes especialmente peligroso para hacer inversiones. Otros meses peligrosos son: julio, enero, septiembre, abril, noviembre, mayo, marzo, junio, diciembre, agosto y febrero.
Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa.
Aléjate de aquellos que intentan menospreciar tus ambiciones. Gente pequeña siempre lo hace, pero los verdaderamente magníficos te hacen sentir que, tú también, puedes ser magnífico.
Honestidad: la mejor de todas las artes perdidas.
La mejor manera de alegrarte es intentar alegrar a alguien.
Cumplamos la tarea de vivir de tal modo que cuando muramos, incluso el de la funeraria lo sienta.
Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa. ¿Por qué nos alegramos en las bodas y lloramos en los funerales? Porque no somos la persona involucrada.
Ni la vida, ni la libertad, ni la propiedad de ningún hombre está a salvo cuando el legislativo está reunido.
Recogéis a un perro que anda muerto de hambre, lo engordas y no os morderá. Esa es la diferencia más notable entre un perro y un hombre.
A veces demasiada bebida apenas es suficiente.
Si respetas la importancia de tu trabajo, éste, probablemente, te devolverá el favor.
Nada necesita tanto una reforma como las costumbres ajenas.
Suponga que usted fuese un idiota y suponga que usted fuese un miembro del congreso. Vaya, pero si estoy siendo reiterativo.
Hay tres clases de mentiras: La mentira, la maldita mentira y las estadísticas.
Hay muy buenas protecciones contra la tentación, pero la más segura es la cobardía.
El paraíso lo prefiero por el clima; el infierno por la compañía.
Ni la vida, ni la libertad, ni la propiedad de ningún hombre está a salvo cuando el legislativo está reunido.
Nunca dejes que los que sueñen te hagan cambiar.
Cuando yo tenía catorce años, mi padre era tan ignorante que no podía soportarle. Pero cuando cumplí los veintiuno, me parecía increíble lo mucho que mi padre había aprendido en siete años.
Es mejor ser un joven abejorro que una vieja ave del paraíso.
El trabajo es todo lo que se está obligado a hacer; el juego es lo que se hace sin estar obligado a ello.
El hombre es el único animal que come sin tener hambre, bebe sin tener sed y habla sin tener nada que decir.
Sé bueno y te aburrirás.




contacto