Proverbios biblicos

El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.
El temor del Seňor es el principio de la sabiduría; los necios desprecian la sabiduría y la instrucción.
Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia.
¡Aleluya! Cuán bienaventurado es el hombre que teme al SEÑOR, que mucho se deleita en sus mandamientos.
La gente sencilla aprenderá a juzgar bien, los jóvenes se instruirán, su espíritu se abrirá.
El que adquiere cordura se ama a sí mismo; el que guarda el entendimiento hallará bien.
Anillo de oro en hocico de cerdo es la mujer hermosa que carece de sesos.
El que engendra a un necio, para su mal lo engendra; el padre del estulto.
El Señor es mi Pastor.
Tal es la suerte del que obtiene ganancias injustas: le quitan la vida al que las posee.
En la casa del justo hay gran provisión; Pero turbación en las ganancias del impío.
El labio veraz permanecerá para siempre; más la lengua mentirosa solo por un momento.
Así acabará cualquier hombre que vive de rapiñas: un día cualquiera la rapiña le costará la vida.
Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia.
El hijo necio es la pesadumbre de su padre y la amargura de la que le engendró.
Porque a los tontos los perderá su porfía, y a los irresponsables su propia dejación.
No te desvíes ni a derecha ni a izquierda, aparta tus pies lejos del mal.
El que labra su tierra se saciará de pan; Mas el que sigue a los ociosos se llenará de pobreza.
¡Mira como sus pies corren hacia el mal, cuán rápidamente han derramado sangre!
Entonces me llamarán pero no responderé, me buscarán pero no me hallarán.
Confia en Jehova con todo tu corazon y no te apoyes en tu propio entendimiento, en todos tus caminos tomalo en cuenta y el mismo hara derechas tus sendas.
El que ahorra sus palabras tiene sabiduría; De espíritu prudente es el hombre entendido.




contacto